Cuando comienzas con el proceso de la creación de un negocio, es importante tener en cuenta varios aspectos aparte del qué vamos a vender y cómo. Ver la necesidad del desarrollo web, la planificación de estrategias para vender y para dar a conocer nuestra empresa entre otras.

Una de las tareas más importante es la creación del logotipo, muchas veces el diseño del logo pasa desapercibido por los empresarios, siendo un aspecto fundamental dentro de cualquier negocio, sin importar las características de este.

Como breve explicación, un logotipo se trata de un símbolo que puede estar formado por imágenes o letras, o ambas juntas cuya misión principal es identificar una empresa. Podríamos definirlo como la foto del DNI de la empresa o marca, la primera imagen que ven los clientes potenciales, que permite que nos identifiquen y diferenciarnos respecto el resto de las marcas o empresas.

En Artline nos encargamos de todo lo relacionado con el branding de tu marca, creando además de logotipos, carteles, banners y todo lo relacionado con la identidad de tu empresa.

Ahora que ya sabes lo que es un logotipo, te vamos a explicar algo más sobre el mundo de los logotipos, desde los elementos que debe tener tu logotipo hasta las razones de la importancia de este.

 

Si quieres saber más… ¡Sigue leyendo!

Si quieres comunicar en numerosos ámbitos (vídeos, imágenes, publicidad, etc.), necesitas una formación previa, ya que esta será la única forma de que tu mensaje se transmita correctamente a los destinatarios.

¿Por qué se le da tanta importancia al logotipo de una empresa?

A veces no nos damos cuenta de lo presente que tenemos a los logotipos en nuestro día a día. Están en todas partes y, aunque no lo creamos, muchas veces afectan en nuestras decisiones, ya sea por lo conocido que es, por sus colores vivos o por su singularidad.

Como hemos indicado antes, se trata de elementos diferenciadores, algo que entra en la mente del consumidor y no se olvida. Estas son algunas de las razones que existen que demuestran la importancia del logotipo:

 

  • Identificación: Un logotipo identifica y le da significado a la marca. El logotipo no tiene significado en sí, pero los clientes le darán un significado subjetivo según su experiencia o lo que este le transmite.

 

  • Comunicación: El logotipo puede llegar a comunicar mensajes que la empresa considera importantes. Por ejemplo, que haya una hoja dibujada o el símbolo del reciclaje para dar a entender que es una marca que se preocupa por el medio ambiente, ecológica.

 

  • Influencia en nuestras decisiones: Inconscientemente, todo lo que vemos crea en nosotros un sentimiento o una emoción, ya sea por los colores, porque nos recuerda a algo del pasado… Por lo general, si un logotipo nos transmite buenos sentimientos o nos recuerda a algo positivo, tenderemos a comprarlo solo por nuestra sensación.

 

  • Posicionamiento: Es una herramienta de posicionamiento también, ya que el logotipo es algo único de nuestra empresa. En sectores donde existen muchos competidores y es muy complicado analizar la calidad de cada uno, el logotipo va a ser clave para que los clientes elijan la marca a la que van a comprar.

 

  • El público lo espera: Siempre que un cliente compra tu marca o recibe un folleto de esta, espera que aparezca tu imagen identificadora. Si no la tienes, estas perdiendo la oportunidad de que tu cliente recuerde la marca.

 

  • Fidelidad: Cuanto más familiar sea el logotipo para la gente, lo verán con mejores ojos y les transmitirá mayor confianza, provocando que se busque constantemente la marca conocida.

Características que debe tener un logotipo perfecto

Conociendo ya lo que es un logo y por qué es tan importante, vamos a pasar a la parte más práctica. La parte de diseño y creación del logo. Existen diferentes reglas o trucos que hay que aplicar siempre para crear el logotipo perfecto para la empresa:

 

  • Sencillez: “Menos es más” y esto es fundamental tenerlo en cuenta. El logo debe tener los elementos que sean imprescindibles para transmitir la esencia de la marca, los elementos decorativos muchas veces sobran. Además, un logo demasiado complejo será más difícil de recordar.

 

  • Adaptable/versátil: Hay que pensar que el logotipo se va a ver en diferentes formatos (en la pantalla del móvil, del ordenador, en el paquete de un producto…) por lo que debe funcionar y verse bien en diferentes tamaños y formatos.

 

  • Fiel a la marca: El logotipo debe representar la esencia de la marca para que los clientes puedan ver la relación del logo – marca. Por lo tanto, diseñar un buen logotipo requiere conocer con profundidad el negocio y sus valores. Lo idóneo es que el logotipo responda a tres preguntas: ¿Por qué? ¿Quién? Y ¿Qué? Si tu marca vende bolígrafos, no es necesario que aparezca un boli dibujado, pero si que tiene que indicar por qué lo necesitas, quienes son las personas que lo van a comprar, es decir, a que público va dirigido y el propósito.

 

  • Atemporal: Siempre se va a valorar de manera positiva la actualización del logotipo, pero este debe permanecer a largo plazo, por lo que lo ideal es crear un diseño atemporal, que sirva para cualquier momento realizando pequeños cambios que no alteren la esencia del logo, pero que demuestren la importancia para la empresa de actualizarse y estar al día. Cambiar un logo por completo supondrá la perdida de muchos clientes, ya que no serán capaz de reconocerte.

 

  • Originalidad: Si quieres ser recordado, ser original es fundamental.

 

  • Presencialidad: El logo debe estar en absolutamente todos los lugares y elementos de la empresa. Ya sea en un letrero como en las propias facturas de esta, hará que los clientes lo recuerden mejor.

 

  • Atractivo: Los clientes deben considerar el logo atractivo para que capte su atención. Por ello, es necesario conocer al público al que nos vamos a querer dirigir ya que no es lo mismo un logotipo para un público infantil que para uno más adulto.

 

Supongo que después de haber leído todo esto habrás comprendido la importancia de diseñar una imagen fiel a la marca y original. Y, como te habrás podido dar cuenta, es una tarea mucho más complicada de lo que parece.

En Artline te podemos dar consejos y herramientas para sacar el máximo partido a tu logo y te ayudaremos con su diseño e implementación.

 

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros si lo que necesitas es un logotipo que revolucione tu negocio!

Tipos de E-learning

Dentro del mundo del e-learning, existen muchos tipos o formas de enseñar. Decidir si utilizar un sistema u otro dependerá de los objetivos que tenga tu empresa, el número de personas que quieres formar, la cantidad de cosas que quieras enseñar, el sector… Algunos de los tipos de E-learning son:

  • Cuestionarios: prácticamente es lo mismo que un examen, se utiliza para saber el nivel de formación que tienes sobre un tema o para comprobar lo aprendido durante un curso.
  • Podcast: Algo que se está poniendo muy de moda siendo hoy una forma de aprendizaje muy utilizada. Son útiles para presentaciones de cursos algo más largos o para motivar a los alumnos.
  • Lecciones en video: Son videos donde un formador te enseña sobre alguna lección, estos videos pueden estar en YouTube, o formar parte de un curso de contenido exclusivo para los alumnos.
  • Webinar: Es una conferencia, pero a través de la pantalla. Es una experiencia que se asemeja mucho a la realidad, ya que puedes hacer preguntas durante el directo, la principal diferencia es el número de personas al que va dirigido, que puede ser ilimitado.
  • Cursos: son videos, presentaciones, imágenes… normalmente presentados como diapositivas, se trata de una forma de aprendizaje visual, así será más fácil entender los conceptos.

 

Estos son solo unos ejemplos de los miles de formas que hay de enseñar a través de internet, y cada vez se están utilizando nuevas herramientas, por lo que es importante estar en constate investigación y actualización de las nuevas tendencias.

En Artline tenemos muy presente el e-learning y todas las herramientas necesarias para su correcta implementación.