El denominado concepto 3D puede parecer algo reciente y creado con base en las nuevas tecnologías que hoy conocemos, pero nada más lejos de la realidad. Concretamente es una tecnología que cuenta con más de 100 años entre nosotros. Se conoce que la primera patente del 3D se registró en el siglo XIX a través de la cinematografía. Mucho tiempo ha pasado desde entonces, lo que ha llevado a su evolución y desarrollo de esta tecnología. Es por ello, que muchos quieren introducirse en esta tecnología mediante cursos 3D.

Gracias a esta gran evolución es una tecnología muy común y utilizada en diferentes áreas de negocios que aportan un valor añadido a las empresas. Se puede utilizar en el campo del diseño, en la cinematografía, en la creación de elementos 3D que inclusive han salvado vidas y en mucho más. Visto los beneficios de esta tecnología es de esperarse que surjan profesionales formados a través de cursos 3D en sus diferentes variantes que aporten conocimiento de las nuevas tendencias.

¿Qué es el 3D?

El 3D significa tridimensional, y hace referencia a la forma en la que vemos un objeto, espacio o escena que tiene ancho, altura y profundidad. El espacio físico en el que nos movemos es tridimensional y los seres humanos tenemos la percepción 3D o, también conocida como profundidad al ser capaces de percibir relaciones espaciales.

La retina del ojo combina imágenes 2D según miramos a nuestro alrededor, pero el cerebro las procesa percibiendo una experiencia en tres dimensiones gracias a la estereopsis. Por ejemplo, en las películas que se proyectan en 2 capas y las gafas son las que permiten que un ojo vea qué imagen. Cada ojo ve una imagen distinta, pasando al cerebro ambas y recomponiendo la imagen como si fuera solo una, para conseguir una sensación de profundidad.

Cursos 3D para desarrollar proyectos

Estudiar cursos 3D permite desarrollar proyectos industriales en los que se puede implementar esta tecnología para crear innovación a favor de la empresa. Las áreas más destacadas en las que se implementa son en el diseño, la simulación y la impresión para crear prototipos. Veamos cuales son los cursos 3D que pueden ayudar a tu negocio:

Cursos de impresión 3D

Son cursos en los que se prepara al alumno para las técnicas de impresión de elementos en 3D. Se trata de un conjunto de procesos para crear objetos a través de la suma continuada de capas de materiales en base a las secciones transversales de un modelo en 3D. Se suelen utilizar como materiales el plástico y las aleaciones metálicas. Es posible emplear otros materiales como el hormigón o los tejidos.

La impresión 3D se utiliza para generar piezas y crear geometrías complejas que sólo es posible a través de la impresión 3D. Desde prototipado, piezas optimizadas, productos funcionales, implantes, dispositivos mecanizados, patrones y mucho más.

tipos de curso 3d que pueden ayudarte

Cursos de animación 3D

En estos cursos 3D o simulaciones aprenderás a dar vida a objetos que no la tienen y hacer que tengan movimientos propios en un espacio tridimensional. Estos objetos se elaboran a partir de modelos tridimensionales asimilados en un entorno digital mediante el uso de instrumentos de modelado 3D. Este tipo es muy utilizado en proyectos audiovisuales como anuncios, simulaciones, videojuegos, realidad virtual, películas y otras áreas.

Existen diferentes técnicas de animación 3D con el fin de ofrecer una mejor experiencia al público. Esto se ha producido gracias a los avances en la tecnología y a que el mercado se ha vuelto cada vez más competitivo . Algunas de las técnicas principales que se pueden utilizar son:

  • Tecnica de Motion Desing: El objetivo de esta técnica de Motion Design es dar movimiento real a un objeto tridimensional. Se van capturando movimientos con sensores y marcadores que se colocan sobre personas reales. Se capturan y se transmiten los movimientos para volcar los datos en el modelo 3D. Se suele utilizar en la creación de videojuegos.
  • Stop Motion: Se incorporan imágenes sin movimiento de un objeto estático para animarlo, ya sea con la animación de la plastilina o de objetos con mucha rigidez. Existe otra versión del stop motion en la cual se registra la animación a través del fotogramas, que son imágenes obtenidas sin necesidad de utilizar una cámara fotográfica.
  • Técnica de Pixelación: Esta técnica es muy parecida a la stop motion solo que se diferencia al utilizar a personas en vez de objetos. Se capturan imágenes ya sea a través de fotografías o vídeo, desplazándose normalmente a una velocidad de 24 frames por segundo. Pero la velocidad no siempre es la misma, depende de las necesidades para crear la imagen.
  • Técnica de caricatura: Aquí se aprende a crear personajes ficticios y divertidos que normalmente son dirigidos a niños. La realidad aquí se hace mucho más simple y se deben implementar los doce principios de la animación 3D.

Si estás pensando lanzarte al mundo 3D, desde Artline, como profesionales en métodos de aprendizaje, podemos ayudarte con cursos de aprendizaje inmersivo 3D. Sea cual sea tu duda, no te la guardes ¡estamos aquí para ayudarte!

Cursos de diseño 3D

En estos cursos aprenderás sobre el conjunto de técnicas para proyectar en tres dimensiones. Se idea el objeto a través de dibujos o proyecciones asistidos por ordenador y softwares especialmente creados para esto. Al mencionar al 3D hablamos de dimensiones en un entorno en el que los ejes del plano cartesiano en el que no solo se incluyen X e Y también entra en escena el eje Z.

Existen varios tipos de diseños en los cursos 3D:

  • Modelado 3D: Consiste en la construcción de un modelo o prototipo de representación tridimensional en los ejes X, Y y Z a partir de las líneas de un plano técnico.
  • Renderizado: Es la técnica para generar imágenes digitales a partir de un modelo o escenario en tres dimensiones o 3D. Busca aprender a crear una imagen lo más realista posible desde cualquier perspectiva.
  • Modelos definidos por sus curvas matemáticas: Se trabajan con superficies curvas definidas de forma matemática a través de un programa vectorial para cruzar curvas en un modelador no poligonal.