Es clave conocer y poner en práctica una estrategia que potencie la marca y genere valor para la sociedad de forma que los consumidores conecten con ella.

Cuando un consumidor percibe la marca de Apple se puede relacionar con aspectos como elegancia, sofisticación, calidad, innovación. Al observar el slogan o símbolo de Nike se transmiten unos valores de esfuerzo, perseverancia, crecimiento personal, éxito. Si hablamos de Coca Cola se relaciona con felicidad, unión, igualdad, solidaridad.

Como puedes apreciar las grandes empresas han sido históricamente expertas en este ámbito y se han visto beneficiadas de la percepción generada con su estrategia.

¿Quieres conocer como lo han conseguido?

¡Comenzamos!

Si quieres comunicar en numerosos ámbitos (vídeos, imágenes, publicidad, etc.), necesitas una formación previa, ya que esta será la única forma de que tu mensaje se transmita correctamente a los destinatarios.

¿En qué consiste el Branding?

Branding es un concepto utilizado en el mundo del marketing que hace referencia al proceso de construcción de marca, gestionando todo lo que se encuentra relacionado con la empresa para conseguir una imagen positiva y sólida en la mente de los consumidores.

No solo engloba aspectos gráficos o visuales que permitan distinguir e identificar claramente a la marca, como el logotipo, nombre, colores corporativos, etc… La parte más importante de la estrategia de Branding es la referente a los valores de la compañía, propósito de sus acciones, posicionamiento en el sector, todo esto genera una mayor conexión con los clientes.

Esta estrategia no va dirigida solo a transmitir una imagen de marca a los clientes finales, el branding permite comunicar y ser percibido por toda la sociedad y el entramado empresarial, desde proveedores, posibles socios, gobiernos, instituciones, clientes.

El trabajo de gestión de marca supone un esfuerzo a largo plazo y de forma regular, no se puede construir una imagen de marca de la noche a la mañana. Debes ser consciente que es un proceso que debe ser sostenido en el tiempo, presentar coherencia entre los valores de la marca y las acciones realizadas por la compañía.

Debe realizarse desde el interior de la compañía hacia el exterior, de nada sirve transmitir una falsa imagen si luego en el día a día los empleados o las estrategias no están alineadas con esos valores, esto llevará a que tarde o temprano la mentira caiga por su propio peso.

4 Claves para una correcta estrategia de Branding

A continuación te ofrecemos cuatro consejos para una correcta estrategia de Branding.

Establecer misión, visión y valores

Definir estos tres conceptos es fundamental para gestionar la marca, toda empresa debe establecer la razón de ser de la organización, la meta a la que quieren llegar y el motivo de su actividad.

Visión: se afronta desde una perspectiva a largo plazo donde se enmarca las aspiraciones y posición a conseguir en el futuro. Debe servir de guía para la empresa para alcanzar ese lugar deseado.

Misión: aporta una visión a corto plazo y responde a la pregunta de ¿Por qué?, es la razón de ser de la empresa, es decir, el propósito de la existencia de la marca. Debe tener coherencia y estar alineada a la visión.

Valores corporativos: es una pieza clave para el branding, son aquellos principios y aspectos éticos que deben orientar en todo momento las acciones y estrategia de la empresa. Deben recoger contenido de responsabilidad social para mejorar la sociedad y estar presentes en el día a día de la marca y sus empleados.

Estos tres conceptos establecen su identidad corporativa y otorgan autoridad, confianza y originalidad a la marca. Es habitual en las empresas diseñar videos corporativos donde se recogen estos factores para facilitar la difusión y visibilidad de la empresa con los stakeholders.

Si tienes en mente producir un video corporativo para acompañar tu estrategia de branding de una forma más visual y potente, deberías saber que desde ARTLINE contamos con profesionales especializados en estos formatos para ayudarte a crear un mensaje y un lenguaje visual que defina a tu empresa.

Crear una identidad visual

Esta es posiblemente la base de toda estrategia de branding, lo primero que debes conseguir es generar una identidad visual a la que poder asociar los valores y propósitos que has marcado en la identidad corporativa de la empresa.

Aquí se recogen aspectos como el nombre, logotipo, colores corporativos, tipografía o demás aspectos visuales. El diseño tiene mucho poder para impactar en la mente de los consumidores y transmitir sensaciones sobre la marca, por lo que debe ser una decisión trabajada y profesional.

La marca debe convertir su nombre en un valioso activo para la compañía capaz de significar una ventaja competitiva en su sector. Se busca conseguir entusiasmo y lealtad en los consumidores, inspirar confianza y resaltar las características diferenciadoras.

Desde ARTLINE contamos con servicios de diseño gráfico y profesional creativos que pueden ayudarte a la creación de la marca a nivel visual, captando y plasmando tus ideas y las sensaciones que se busca transmitir al público.

Posiciona tu marca

Uno de los objetivos del branding es posicionarse como líder en la mente de los consumidores, por ejemplo:

Piensa rápidamente una cadena de comida rápida, ¿La primera que se te ha venido a la mente ha sido McDonalds? Esta marca lidera los rankings de reconocimiento de marca de su sector, gracias a su branding consigue que ante esta pregunta la mayoría de las respuestas sea el nombre de su empresa, situándose como “Top of mind”.

Debe cuidarse con especial atención las acciones de comunicación de la marca, buscando siempre la coherencia y alineación la estrategia de branding establecida. De igual forma se debe trabajar en la satisfacción del cliente, una persona que ha obtenido un trato positivo siempre recordará mejor la marca.

Estrategias como el marketing experiencial pueden acompañar y ser útiles para el branding, las experiencias son fuertes generadores de recuerdos y tienen capacidad para asentarse en la mente del público.

La creatividad de tus campañas mezclado con unos valores de marca que busquen una mejora de la sociedad y el medioambiente son habitualmente generadores de éxito en el branding de las empresas. Ten en cuenta que los clientes ya no se conforman con comprar el mejor producto o satisfacer sus necesidades, también quieren dar su confianza a empresas que ayuden a mejorar el mundo actual.

Conoce a tu público objetivo

Para el desarrollo de una estrategia de branding exitosa es clave conocer al público que te diriges, si bien lo que se busca conseguir es que ellos te encuentren a ti y se identifiquen con la marca esto no significa que se deba generar una imagen sin tener en cuenta sus características y motivaciones.

Dependiendo del sector de actividad, rango de edad del target, nivel socioeconómico, debes tener claro el tipo de cliente que deseas atraer y si las motivaciones de los mismos conectaran con los valores de la empresa.

Por ejemplo si tu producto esta dirigido a un público joven debes adaptar el tono y voz de comunicación de la marca para conectar mejor con ellos. Puedes utilizar un slogan con el que se identifiquen, diseños que les despierten emociones, interactuar en las plataformas donde más cómodos se encuentren, estos son algunos ejemplos de acciones que puedes poner en marcha con un buen conocimiento de tu público objetivo.

 

Siguiendo estos consejos puedes comenzar a implantar una estrategia de branding que te lleve a posicionarte en la mente de los consumidores. Como resultado conseguirás establecer relaciones de confianza y duraderas con los clientes o atraer a stakeholders afines a los valores de la compañía para lograr el crecimiento de tu empresa.