La comunicación es algo que tenemos presente en el día a día, hablando con nuestros amigos, familias, en establecimientos… en todas partes. Es la manera que tiene el ser humano de relacionarse con el mundo, por lo que es imprescindible mejorar la manera de comunicación para poder entendernos con todo el mundo.

¿Cuántas veces nos han indicado una dirección y no hemos conseguido llegar debido a la forma de expresarse? Pues lo mismo sucede con la comunicación en la empresa, si el cliente no entiende bien la información que le proporcionamos, nunca va a ser capaz de llegar al destino que queremos indicarle, es decir, a la compra de nuestros productos o servicios.

Los problemas de comunicación no solo lo tienen las empresas de nueva creación, todas las organizaciones pueden tener problemas y por ello hay que aprender y mejorar para no perder oportunidades de negocio.

En Artline queremos potenciar tu manera de comunicarte con el mundo para alcanzar tus objetivos. Pero primero, vamos a explicar cuáles son las principales ventajas de la comunicación que hacen que esta sea tan importante, los tipos de comunicación que hay dentro de una empresa y daremos algunas claves de mejoría para que esa comunicación sea cada vez más efectiva.

Ventajas de una buena comunicación dentro de una compañía.

Podemos distinguir diversas, algunas de ellas son:

  • Solución de problemas: a lo largo de la vida de una empresa, pueden surgir diferentes crisis donde la imagen empresarial puede verse afectada, por ello, la comunicación es de gran importancia ya que ayuda a mejorar la resolución de conflictos
  • Motivación: sin motivación, el trabajo y la imagen proyectada a los demás será peor que si el empleado está motivado por el trabajo que realiza. Una buena comunicación, el reconocimiento de sus compañeros o de sus superiores estimularán la actitud de este y su productividad.
  • Coordinación: la comunicación entre los distintos departamentos de una compañía desembocará en una mejor coordinación.
  • Facilita cambios: en la actualidad, si quieres avanzar, tienes que estar en un proceso de actualización constante, el cual requerirá de numerosos cambios. Para que estas mejoras o cambios sean efectivos, debe haber una buena comunicación que permita la comprensión de estos por parte de los trabajadores y clientes.
  • Ambiente de trabajo: un buen ambiente de trabajo es uno de los factores más importantes para los empleados, y se crea mediante las buenas relaciones.
  • Desarrollo en Internet: la mayor parte de las empresas ya cuentan con presencia en los medios digitales. A pesar de no estar personalmente, esta comunicación no deja de ser importante ya que es un medio cada vez más utilizado.

Comunicación interna y comunicación externa

No es lo mismo relacionarte con empleados de la propia empresa que con los clientes o gente externa a la organización. Por ello, podemos distinguir dos tipos de comunicación, ambas de gran importancia

  • Interna: es aquella que se produce dentro de la compañía sea cual sea el canal (reuniones, relaciones sociales, relaciones personales…) Este tipo de comunicación es de gran importancia ya que ayuda a reforzar la identidad de marca, para que todos se puedan sentir identificados con esta. Esto se verá reflejado en una imagen corporativa consistente que puedan apreciar los clientes potenciales. Esta comunicación debe ser tanto descendente (de las posiciones jerárquicas más altas a las más bajas) como ascendente. Y desencadena en la velocidad para resolver problemas, mejora de la eficacia de la compañía o crea confianza entre trabajadores.
  • Externa: esta se centra en la competencia que tiene la empresa para mostrar al público su imagen, es decir, la manera en la que muestran los productos o servicios que ofrecen a los clientes potenciales. No se trata solo de interactuar con el público, también de mostrar sensibilidad, cercanía, empatía, ser clara y transparente. Esta comunicación ayuda a fortalecer la reputación corporativa de la compañía, es decir, de la percepción de la empresa, de la evaluación y del comportamiento que tenemos hacia esta.

Es un error pensar que la comunicación con el consumidor es más importante y nos va a proporcionar mayores beneficios para la empresa, ambas son muy imprescindibles y debemos cuidarlas de igual manera. Incluso podríamos decir que la interna tiene mayor relevancia que la externa, una mala comunicación dentro de la empresa desencadena consecuencias negativas.

Claves para mejorar la comunicación dentro del trabajo

No siempre es fácil conseguir un buen diálogo en la empresa. La comunicación de una empresa está altamente ligada con su productividad, por ello hay que intentar dar el 100% de nosotros para que esta comunicación mejore cada día.

Aunque pensemos que en nuestra organización esto no afecta, se ha demostrado que una mala comunicación puede provocar hasta un 15% de pérdidas, independientemente de la empresa de la que se trate. Vamos a daros algunos consejos para que sea efectiva la comunicación:

  • Realiza un plan de comunicación: si quieres mejorar la comunicación en tu empresa, hay que comenzar con un plan. Será el punto desde el que tienen que partir los trabajadores de la empresa para que el diálogo fluya.
  • Se transparente: uno de los más importantes, es necesario que tanto los clientes tengan confianza en la marca como los trabajadores en sus superiores. Para ello el diálogo debe ser directo, claro y debe fluir.
  • Aprovecha la tecnología: el siglo XXI nos ha proporcionado muchas nuevas herramientas con las que podemos comunicarlos de forma diferente o llamativa. ¡Aprovéchala!
  • Se constante: la comunicación ha de ser estable, “no vale” estar en contacto con los trabajadores o con los clientes cuando uno quiera. La comunicación debe seguir cierta frecuencia.
  • Se claro: no solo has de ser claro con el mensaje que quieres transmitir, también es importante que todo el equipo conozca cuáles son los canales de comunicación.
  • Escucha: escuchar a tus empleados hará que mejore el clima laboral y estarán más motivados dentro de la empresa, al igual que escuchar a los clientes, tanto sus quejas como sus propuestas. Además, has de ser flexible con estos, de lo contrario, no podrás avanzar.

 

El éxito de tu empresa comienza transformándote en un buen comunicador, y en Artline te lo ponemos aún más fácil.
¿A que esperas?